Macarrones gratinados al horno

Receta de macarrones gratinados al horno

Con el gratinado final de estos macarrones al horno con tomate y queso, podrás llevar a la mesa un plato muy sabroso, rico y con un punto crujiente.

Ingredientes para preparar macarrones gratinados al horno

  • 400 gr. de macarrones
  • 200 ml. de tomate frito
  • 100 gr. de queso rallado especial para gratinar
  • 1 cebolla entera
  • 1 pastilla de caldo concentrado de pollo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta molida
  • Agua
  • Sal

¿Cómo preparar macarrones gratinados al horno?

  • Arrancaremos la preparación de estos macarrones gratinados llenando una cazuela con agua, llevándola a ebullición, y deshaciendo la pastilla de caldo.
  • Acto seguido, echamos los macarrones y los dejamos que cuezan el tiempo indicado por el fabricante, hasta que se estén al dente. Removemos de vez en cuando para que no se peguen.
  • Mientras se cuece la pasta, preparamos el recipiente que utilizaremos luego para gratinarla. Simplemente, echamos un poco de tomate frito en la base de ésta, y lo extendemos.
  • Aparte, en una sartén amplia, hacemos un sofrito con la cebolla bien picadita y el aceite de oliva justo.
  • Escurrimos los macarrones y los pasamos directamente a la sartén con la cebolla. Los sofreímos un poco, agregamos el resto del tomate frito y mezclamos todo bien.
  • Echamos el contenido de la sartén en la fuente para horno reservada, cubrimos con el queso rallado y metemos los macarrones al horno a gratinar a 200ºC durante unos 7 minutos, o el tiempo que tarde en dorarse el queso. ¡A comer!
Nota del autor:

El queso perfecto para hacer los macarrones gratinados es el que venden con 4 quesos mezclados, pero puedes utilizar el que más te guste siempre que se funda con facilidad.